30 nov. 2006

Iglesias y monasterios en Etiopía.






     Etiopía es un país muy conocido por sus iglesias y monasterios. Destacan:

- Lalibela, ciudad llamada la "Jerusalem de África", contiene 11 iglesias excavadas en roca, cuya construcción es todavía un misterio, aunque hay varias leyendas, que si al morir un rey fue el cielo y Dios le ordenó volver a la tierra para construir unas iglesias en la roca. O que si el rey visitó Jerusalem, la ciudad santa y al regresar a su país, quiso erigir unas iglesias que le recordaran su paso por allí. Todas las iglesias están comunicadas por pasadizos y túneles y a pesar, de su descuido en el interior, hacen recomendable su visita. La más interesante, para mí, es la de San Jorge.
El lugar donde está enclavada Lalibela es precioso y bien merece, hacer una caminata por los alrededores.

- Gondar, la "Camelot de África" por sus impresionantes castillos construidos por unos mercenarios portugueses y su famosa iglesia de Debre Berhan Selassie, con 80 cabezas de ángeles etíopes pintadas en el techo, todas con diferente expresión.

- Monasterios del Lago Tana: Ura Khidane Mihret, se trata del monasterio más impresionante de todos los del lago Tana. La iglesia del monasterio es de planta circular, y en su interior encontramos magníficas pinturas religiosas sobre motivos bíblicos. Las pinturas están hechas con tintes naturales. También se visita el museo, dónde se exponen coronas y ropas reales, libros muy antiguos y otros objetos igualmente interesantes. En nuestra visita, los fieles estaban en una ceremonia religiosa y tocaban música y rezaban plegarias. Los niños se nos quedaban mirando, porque nosotros éramos la novedad.
En algunos monasterios del Lago Tana, la entrada de mujeres al recinto, está prohibida.

Etiopía es un país muy anclado a sus tradiciones religiosas, pero conviven los cristianos ortodoxos del norte con los musulmanes del este y los de creencias animistas del sur.
¡ Debemos tomar ejemplo!
 

28 nov. 2006

Parques Nacionales en Etiopía





En nuestro viaje por Etiopía visitamos varios parques nacionales. La imagen preconcebida que tenemos del país, que es seco, sin vegetación, con sequías, etc. se disipó cuando vimos sus paisajes.
Entre los lugares que recorrimos, se podrían destacar:
- Depresión del Rift (Omo Valley), una gran falla que recorre África desde el este hasta el sur y que en un futuro podría dividir el continente en dos partes. Vas recorriendo la zona, paras a hacer un pís, no hay nadie y cuando estás en ello, aparece gente que no sabes de dónde han salido.



- Parque Nacional Mago, donde habitan algunas tribus tan exóticas como los Mursi, que prácticamente viven del turismo, pues se están quedando sin tierras de cultivo.



- Parque Nacional de Nechissar, en Arba Minch, entre dos lagos que rodean una península, con vegetación típica africana, la sabana y animales salvajes, cebras, gacelas de Thomson, pelícanos, hipos, cocodrilos, etc.



- Parque Nacional de Awash, en dirección a Harar, con espectaculares cataratas y animales, dromedarios, orix, facoteros, etc.



- Parque Nacional del Lago Tana, un inmenso lago al norte, con muchas islas que poseen los monasterios más antiguos del país. Y lo más importante, las cataratas de Tis Isat, el nacimiento "oficioso" del Nilo Azul.



O sea, que hay paisaje para dar y tomar. Si a esto le sumamos, las tribus del sur y las iglesias del norte, hacen que Etiopía, sea un país altamente recomendable para viajar.



+ INFO: http://www.dildiy.com/Page_Turismo_Etiopia/Paginas/Parque_Nacionles.html

27 nov. 2006

¿Comer y beber en Etiopía?


      















 Pues sí, en Etiopía también se puede comer y beber. Y tienen toda una cultura gastronómica. A saber, la injera, que es el plato nacional, servido como la base de cada comida. Hecha a partir de un cereal parecido al trigo, el tef, pero más resistente, es como una oblea fina y hace las funciones del pan. Encima, se depositan verduras, carne, queso, etc. Se coge con una mano, se enrrolla y se lleva a la boca. El primer día que la vimos, un compañero me dijo que parecía una bayeta de spontex. El sabor, es raro al principio, pero luego está bien. Os paso la receta de la injera.
Otro plato, rico, rico es el kifto, carne picada de ternera o cordero, pasada por la sartén con mantequilla y romero. Hay que pedirlo al estilo faranji, o sea sin picante.
Además, por influencia italiana, también hay pasta y pizzas.
¿Y de beber, qué? Pues, hay muchas y buenas birras, la San Georges, Harar, Special, etc Las probamos todas, lo juro.
 
Y para terminar el café, el mejor del mundo.

ORIGEN DEL CAFE : La leyenda hace referencia a un pastor llamado Kaldi. Se dio cuenta del extraño comportamiento de sus cabras después de que habían comido la fruta y las hojas de cierto arbusto. Las cabras estaban saltando alrededor muy excitadas y llenas de energía. El arbusto del que Kaldi pensó que sus cabras habían comido las frutas tenía como frutas parecidas a las cerezas. Entonces Kaldi decidió probar las hojas del arbusto y un rato después se sintió lleno de energía. Kaldi después llevó algunos frutos y ramas de ese arbusto a un monasterio. Allí le contó al Abad la historia de las cabras y de como se había sentido después de haber comido las hojas. El Abad decidió cocinar las ramas y las cerezas ; el resultado fue una bebida muy amarga que él tiró de inmediato al fuego. Cuando las cerezas cayeron en las brasas empezaron a hervir, las arvejas verdes que tenían en su interior produjeron un delicioso aroma que hicieron que el Abad pensara en hacer una bebida basada en el café tostado, y es así como la bebida del café nace. Los Árabes fueron los primeros en descubrir las virtudes y las posibilidades económicas del café. Esto fue porque desarrollaron todo el proceso de cultivo y procesamiento del café y lo guardaron como un secreto. Pero, al final, ya se sabe, los secretos se descubren.

Para hacerlo bien, se realiza la ceremonia del café, que es un rito de hospitalidad y amistad. Los granos se tuestan en una sartén en un brasero vegetal y se mezclan los olores con incienso que se quema al lado. Se machaca la mezcla en un mortero y se pone en una cafetera hasta que hierva el agua. Hay que tomar tres tazas, que van muy azucaradas. Pero el café es suave y buenísimo.
Y para terminar, también hay tej, vino con miel.
¡ Qué os aproveche!

25 nov. 2006

Harar, la ciudad misteriosa



Harar, en el este de Etiopía, fue durante mucho tiempo la ciudad misteriosa y prohibida a los no musulmanes en África. Capital de un emirato, sostuvo varias guerras contra los cristianos ortodoxos etíopes y cerraba la puertas de su muralla cada noche.
Hoy en día, ha sido nominada como patrimonio universal de la humanidad por la Unesco, y está siendo sometida a grandes reformas y reparaciones para su conseguir su antiguo esplendor. Recorriendo sus callejuelas del barrio árabe, viendo sus mercados, donde abunda la venta del khat que se exporta diariamente por avión a Yemen, visitando sus iglesias, mezquitas y sobretodo viendo a la gente, 
parece que te encuentras en otro país.


También, hay un espectáculo reseñable, algunos lo califican de "turistada", el de ver alimentar a las hienas, que por la noche se acercan a la ciudad y un hararí, les da despojos de carne, para que los turistas puedan hacer fotos.
Pero, por lo que verdaderamente es famosa la ciudad de Harar, es porque en ella vivió algunos años, el poeta malditoRimbaud. Aunque su historia es menos romántica de lo que parece.
Cansado e infeliz, por su carrera literaria en París, decidió cambiar de aires. Se puso al servicio de un comerciante de café y se fue a viajar por Yemen y el sur de Etiopía. Ahorró unos dineros y se metió en el contrabando de armas para el rey Menelik de Etiopía. Las malas lenguas aseguran que también se vió envuelto en el tráfico de esclavos.
Vivió en Harar unos años, al final se aburrió y volvió a Francia. Hoy en día, la supuesta casa donde habitó, se ha arreglado y se ha convertido en un museo y un lugar turístico para los viajeros nacionales y extranjeros.
Así, que como decía el otro: No es oro, todo lo que reluce.

23 nov. 2006

Ríos en Etiopía, fuentes de vida


Aunque Etiopía no tiene salida al mar, posee numerosos lagos y algunos ríos muy importantes, como son el Nilo Azul,el Omo, el Awasha y el Wabe Shebele.
El río Nilo, el más largo del mundo, aunque ahora se dice que es el Amazonas, ha inspirado muchos viajes de exploradores para descubrir su nacimiento. Ahora sabemos, que el Nilo Azul nace en el Lago Tana y a partir de las cataratas de Tis Isat, se le puede llamar río.
Los ingleses, con fama bien merecida de viajeros y exploradores, se apunan el tanto de su descubrimiento a cargo de James Bruce. Pero, es justo decir, que fue un jesuita español, Pedro Páez, madrileño por más señas, el que primero lo vio y escribió acerca de él.
En Jartum, capital de Sudán se une al Nilo Blanco, que nace en el Lago Victoria (Uganda), pero el 86 % del caudal del agua que llega a Egipto, lo aporta el Nilo Azul, de Etiopía. Sin embargo, el agua del río no la puede aprovechar Etiopía, ni para regadíos ni para electricidad, pues Egipto y Sudán, tienen un "tratado" de tiempos de la colonia inglesa, que declararán la guerra si se desvía o se quita una sola gota de agua.
Así, que los etíopes se tienen que conformar con ver pasar el agua, pero no tocarla ni beberla.
Y mientras tanto, Etiopía y sus gentes padecen grandes sequías y hambrunas.
¡ Cosas Veredes! o lo qué es lo mismo: Lo mío, mío y lo tuyo de los dos.

 

+ INFO: http://es.wikipedia.org/wiki/R%C3%ADo_Nilo_Azul

22 nov. 2006

Lugares insólitos


En mi viaje por tierras etíopes, visitamos muchos lugares que nos llamaban la atención. Me acuerdo de algunos de ellos, como el Cementerio Fálico de Tutu Fella. Unas 80 piedras esculpidas, con facciones faciales, falos, símbolos religiosos, etc. en lo alto de una colina.
El lugar estaba en Wenago, una aldea a 13 km. de Dila, al cuidado de una familia. Tras pagar los correspondientes tickets en la ciudad (Dila) nos dieron un papel o sea la entrada escrita en amariña, claro. Al llegar al poblado, no nos dejaban entrar. Vino todo el pueblo, se armó un escándalo. El jefe del poblado no sabía leer ni los demás tampoco y no nos dejaban pasar. Al final, cedieron y entramos. La explicación era que el dinero pagado en la ciudad, no les llegaba a los cuidadores del lugar y éstos, querían otra propina.




Otro lugar, no menos exótico, son las Wakas de Konso, tribu guerrera que peleaban contra otras etnias. Cuando un guerrero konso moría eran honrados con una estatua de madera esculpida. Diseñadas con un estricta fórmula, el "heroe" es usualmente distinguible por la ornamentación fálica, "gusano kalasha" sobre la frente de la escultura o por su gran tamaño. A su lado, sus mujeres, con collares y conchas u ostras en los ojos. Los enemigos derrotados, son más pequeños y sin símbolos fálicos.

La mayor parte de las wakas han sido expoliadas por diplomáticos y turistas. Las que quedaban, estaban "alojadas" en un viejo almacén , previo pago en la oficina de turismo, te las sacaban al exterior para fotografiarlas.

¡ Poderoso caballero es don dinero !

+ INFO: http://www.tempsdoci.com/konso-viajes-etiopia

Mercados en el Sur de Etiopía












 Los mercados en Etiopía son muy importantes. No sólo sirven para el intercambio y trueque de productos agrícolas, compraventa de ganado, renovar el vestuario y calzado. Son también la fuente de noticias, cotilleos, casamientos y crónica social del entorno.

Son como un corteinglés al aire libre, periódico, radio y televisión gratis. Todo ello, ofreciendo un colorido sin igual, viendo todas las tribus que acuden a ellos. Vienen andando desde sus lejanas aldeas y ahora, más modernizados, suben a un camión que recorre los poblados donde viven.


La artesanía que venden, collares y abalorios, son muy valiosas para ellos, pues les sirven para su adorno personal. Éste verano, se veían muchas camisetas de equipos de fútbol, destacando las del Barça, en especial las de Etoo. No creo que paguen muchos royalties a las multinacionales deportivas.

Para ver en vivo y en directo, los mercados más recomendables son los de Key Afar, Dimeka y Turmi.

21 nov. 2006

En el río Omo


Este día fue muy intenso. Por la mañana, nos dirigimos al río Omo, para visitar a la etnia de los Omorate, que viven al otro lado del río. Para cruzarlo, subimos en unos barcos que eran troncos de árboles vaciados, parecían inestables porque el caudal del río era fuerte. Pero los barqueros, sólo con una vara a modo de remo y dejándose llevar por la corriente, nos pasaron al otro lado.

Después de pedir permiso al jefe de la tribu, previo pago de "entrada", fuimos a ver el poblado.
Todos los hombres estaban sentados fuera de la aldea, vigilando el ganado, que pacía tranquilamente junto al río y las mujeres y niños estaban en el poblado, realizando sus tareas cotidianas, triturando mijo, jugando, paseando, etc.
Cuando vieron a los farangi (hombres blancos, que éramos nosotros) se pusieron a "trabajar" , es decir, a pedir por hacerles fotos.
"one photo, one birr" Bueno, este verano, la tarifa eran 2 birrs.
Por la tarde, y sin parar a comer, nos fuimos a ver la etnia Karo, que viven junto al Omo, en un lugar incomparable en que el río hace un meandro.
 
 
De nuevo, los "mendigos étnicos", pedían dinero por las fotos. Total, que vimos 2 tribus en sus hábitats ancladas en el pasado, pero actualizadas a la hora de pedir dinero. No me parece mal que reciban pasta por las fotos de los farangi, pero es que están abandonado sus modos de vida tradicionales, para recaudar, que es más fácil y no que hay que trabajar. Basta con posar y la verdad, son unos modelos fantásticos.
 

Hacia el sur de Etiopía

Llegamos a Addis Ababa, vía Amsterdam, con la KLM. Primer contacto con la población, se nos "aparece" Elías, no el profeta precisamente, que se nos ofrece desinteresadamente como guía de la ciudad y conseguidor de todos nuestros deseos. Al final, después de un día en el que le invitamos a comer y a beber, nos sacó una buena propina por sus servivios.


Negociamos dos todoterrenos (eramos 6 viajeros) Toyota Land Cruiser, el mejor vehículo para transitar por África, y yo diría por cualquier lugar del mundo. El estado de los coches era lamentable, pero cumplían su función. Los chóferes no conocían la ruta que queríamos hacer, no hablaban inglés y nosotros estábamos en Prescolar de amariña, el idioma de los etíopes, así que había "buen rollito" entre ambas partes.


Después de visitar el Museo de Arqueología, donde está Lucy, el primer homínido terrestre (bueno, ahora se ha descubierto otro), comer injera, el plato nacional, visitar algunas iglesias ortodoxas y el hotel Sheraton, para sacar dinero del cajero bancario (el único que hay en toda Etiopía), nos ponemos en camino hacia el sur, donde se encuentran las etnias tribales más interesantes del país.
Comemos en el resort del Lago Langano, buen pescado y llegamos hasta Awasha, donde nos alojamos en unos bungalows junto al lago. Preciosa puesta de sol, tomando unas birras y por la noche, después de cenar y tomar el chupito correspondiente, no por vicio sino por prescripción facultativa para combatir la malaria, tremendo aguacero para regresar a los bungalows.
 
Un día completo para empezar el viaje.
 
 

http://santosysublog.blogspot.com/2010/08/lago-langano.html

Viaje a Etiopía - verano 2006

 













 

 

 

 

 

 

Escudo de Etiopía



     Bandera, Escudo y Mapa.



Este es el pequeño relato de un Viaje a Etiopía, realizado en el verano de 2006.

Trataré de contar algunas de mis experiencias en este país africano, Etiopía.


Nada más oír su nombre, pensamos en pobreza, sequía, hambre y demás calamidades.

Sin embargo, hay otras muchas cosas, como la amabilidad de sus gentes,
su sonrisa, su curiosidad por saber tu origen.



  + INFO:http://es.wikipedia.org/wiki/Etiopía