30 dic. 2007

OUARZAZATE & AIT BEN HADDOU: La ruta de las kasbas. Abril 1996.


Los ksar: Esas casas fortificadas de adobe, construidas a veces en lo alto de picos rocosos, constituyen una de las principales atracciones para los visitantes extranjeros en busca de sensaciones insólitas. Suelen descubrirlas partiendo de la pequeña ciudad de Uarzazate, situada en los confines del Atlas, a unos 200 kilómetros al sur de Marrakech. Este antiguo y remoto poblado se ha convertido en un verdadero centro turístico.



En la región de Uarzazate se levantan trescientas de las mil qasbas inventariadas en Marruecos. Esas viviendas destinadas a una familia se caracterizan por su arquitectura defensiva y constan en general de cuatro torres en los flancos. Construidas exclusivamente de adobe, en dos o tres pisos, y con terrazas que descansan sobre vigas de palmera, ostentan a veces hermosas decoraciones en su parte superior. De dimensiones muy variables, las qasba impresionan por su belleza arquitectónica y la originalidad de su organización espacial y temporal. Pero sobre todo atraen la mirada por su fragilidad y su deterioro, a menudo muy avanzado. Constituyen el elemento esencial de los qsar, aldeas rodeadas de murallas fortificadas en las que se penetra por una sola puerta.
Ait Ben Haddou es una "ciudad fortificada" o Ksar. Se encuentra en la provincia de Ouarzazate.
Es Patrimonio de la Humanidad declarado por la UNESCO en el año 1987 y se han realizado varias películas famosas en el lugar: Lawrence de Arabia, Gladiator, Alejandro Magno, etc.

La aldea de Ait Ben Haddou fue fundado hacia el siglo XI, este pueblo situado a 35 kilómetros de Uarzazate, y comprende actualmente seis qasba y unas cincuenta casas, todas en ruinas. Sus habitantes las abandonaron para instalarse al otro lado del uadi (curso temporal de agua), más cerca de la carretera. Ochenta familias viven hoy en el pueblo nuevo.Verdadera obra maestra arquitectónica en perfecta armonía con el paisaje, el antiguo Ait Ben Haddou, inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1987, fue el primer qsar que aprovechó el programa nacional para la preservación de las qasba del sur marroquí.

+ INFO: http://www.pasaporteblog.com/ait-ben-haddou-ouarzazate-marruecos/

29 dic. 2007

TINERGHIR & GARGANTAS DEL TODRA. Abril 1996


Tinerhir: Encajonado entre el Atlas y el macizo desértico de Jbel Sarhro, el Dadés corre hacia el oeste por la desolada hammada camino del río Draá y las arenas de Zagora. Hacia el este, el curso del Todra encuentra el del Ziz y busca también las dunas de Merzouga. 
 Para llegar a ellas hay que pasar antes por Boulmane Dadés y por el extenso palmeral de Tinerjir. Las dos poblaciones son el punto de partida de senderistas y escaladores para adentrarse en las profundas gargantas del Todra y el Dadés.

Ciudad perteneciente a la región de Souss Massa Draa, provincia de Ouarzazate, situada en el valle de los oasis presaharianos, delimitado al norte por el Alto Atlas y al sur por el Jbel Saghro. Con una población aproximada de unos 80.000 habitantes.
Tinghir en un principio centro administrativo, agrupa actualmente a una serie de douars o adwars (poblados) repartidos en las dos márgenes de un gran palmeral de más de 30 Km. de largo que se extiende al sur de las gargantas del río Toughda, una de las puertas naturales que comunican el Atlas con el Sahara. 
 El río, que desciende del Alto Atlas entre altas paredes de roca caliza, aporta al palmeral el agua suficiente para que mediante estrictos turnos de riego alimente las numerosas parcelas cultivadas que consiguen dar fruto para alimentar la ciudad, no sólo gracias a este agua, sino también a la valiosa sombra que aportan las palmeras protegiendo así otros cultivos del fuerte sol, alfalfa para los animales, maíz, trigo, higueras, albaricoques, hortalizas, olivos…
Dunas y ríos. Es recomendable atravesar el desolado Jbel Sarhro con sus increíbles formas geológicas hasta el valle del Draá. El camino es una llanura cubierta de acacias que recuerda estampas sahelianas. 
En el Draá, el palmeral prospera durante kilómetros hasta que el río desaparece en el subsuelo y sigue su curso para aparecer cientos de kilómetros más allá en el Atlántico.


Gargantas del Dadés. Cercanas a la localidad de Tineghir, en el alto Atlas, son uno de los lugares naturales más bellos del país. Esta población se alza en medio de un oasis rodeado de montañas y cubierto de extensos palmerales. La carretera se desliza al fondo de un desfiladero entre paredes verticales. Desde Tineghir se pueden iniciar una serie de excursiones hacia el alto Atlas y visitar varias alcazabas.

Gargantas del Todra: De roca caliza que se encuentran en el extremo norte del palmeral de Tinerhir,al pie de la cordillera del Alto Atlas Oriental. Poco a poco este palmeral se va estrechando a medida que las palmeras y resto de cultivos van desapareciendo, las paredes que lo delimitan van alargándose hasta llegar a más de 300m de altura que en su punto más estrecho no llega a los 10m.de anchura. El río que desciende del Atlas con aguas cristalinas desaparece filtrándose a través de las grietas de las paredes de roca caliza y aparece en su contacto con materiales impermeables a modo de manantial. A uno de estos manantiales llamado "de la fertilidad", acuden mujeres de toda la zona para asegurarse la descendencia. Estas paredes son frecuentadas por escaladores de muchos países que disfrutan de largas vías, que casi en cualquier época del año gozan de un clima maravilloso.
+ INFO: http://viajarpormarruecos.blogspot.com.es/2008/07/gargantas-del-dades.html