31 dic. 2008

DELFT, cerámica y pintura. Agosto 1996.



Delft es una ciudad en el sur de Holanda, Países Bajos, a mitad de camino entre Rotterdam y La Haya. La ciudad cuenta con 100.000 habitantes. Es primordialmente conocida por el centro de la ciudad tradicionalmente holandés (surcado por canales), la cerámica de Delft (Delftware), La Universidad Tecnológica de Delft y su asociación con la Familia Real y por ser la cuna del pintor Jan Vermeer.

 Esta ciudad ha logrado conservar casi en su 
totalidad el esplendor arquitectónico que reflejaba su éxito comercial de antaño.
 Muchas de sus calles están empedradas y sus pintorescos canales están cruzados por puentes de curvas delicadas. En la plaza del Mercado,
 situada en el centro de la ciudad, se alza la Nieu
wekerk (Iglesia Nueva), construcción gótica de 1381 que contiene el monumento a Guillermo I de Orange. El Prinsenhof, donde el monarca fue asesinado, es ahora un museo histórico. 
 Otros de sus monumentos arquitectónicos más interesantes son el ayuntamiento, con su magnífica fachada renacentista, la Oudekerk (Iglesia vieja), que data del siglo XV, o el Oude Delft, un magnífico canal arbolado.
El centro de la ciudad posee numerosos edificios antiguos y muchas calles tienen canales en el medio, habitados por peces y plantas.
  • Oude Kerk (Iglesia Vieja), data de 1246, y es la iglesia más antigua de Delft. Entre 1325 y 1350 se le añadió la torre de planta cuadrada. Cabe destacar que dicha torre está sensiblemente inclinada debido a la poca firmeza del terreno sobre el que se asienta. Con 75 metros de altura, actualmente presenta una desviación de 1,96 metros de la vertical.
  • Nieuwe Kerk (Iglesia Nueva), construida entre 1381 y 1496. En su interior se encuentra el panteón de la Familia Real holandesa. Su torre, con 108,75 metros, es la segunda más alta de los Países Bajos.
  • El Prinsenhof (Palacio del Príncipe), hoy en día un museo. Inicialmente un monasterio fundado en 1403 y dedicado a Santa Ágata, el edificio sufrió repetidas ampliaciones conforme al crecimiento de la orden. Guillermo de Orange residió habitualmente en dicho monasterio entre 1572 y 1584, año en que fue asesinado, de ahí el nombre actual del edificio.
 









ROTERDAM, el mayor puerto de Europa. Agosto 1996.


Róterdam destacó como notable centro de transporte marítimo a finales del siglo XVII, durante el periodo conocido como la edad de oro de los Países Bajos. La ciudad, que se benefició de todo el tráfico marítimo asociado al comercio de las Indias Orientales Holandesas, amplió sus instalaciones portuarias y se extendió a lo largo del río Nieuwe Maas. Este canal se construyó para permitir el acceso al mar del Norte de las grandes embarcaciones marítimas. Este canal y la expansión del comercio que provocó fueron la principal causa del impulso económico que experimentó la ciudad a finales del siglo XIX.

Rotterdam, destruida durante la guerra y vuelta a construir, sus modernas construcciones como el puente de Willemsbrug o el puente de Erasmo, así como otros monumentos más antiguos como el Ayuntamiento o la iglesia de San Lorenzo poseen un gran interés. 

Pero el puerto es el verdadero protagonista de la ciudad y también el que imprime su carácter. Por él se puebla Rotterdam de gentes llegadas de todos los lugares del mundo y que se dedican a las actividades más variadas: desde los negocios más serios a aquellos de dudosa legalidad. Gracias al puerto, la ciudad es también el centro de negocios más importante de Holanda y la sede de importantes empresas que compiten entre sí por tener el edificio más moderno, así q
ue quienes disfruten con la nueva arquitectura no puede dejar de visitar la ciudad.
Como el ave Fénix, Rotterdam, la ciudad de Erasmo, ha renacido de sus propias cenizas aún más fuerte y poderosa. Cincuenta y tantos años después de haber sido destruida en un 80% durante la Segunda Guerra Mundial, no sólo ha vuelto a recobrar su hegemónica posición económica -es el segundo puerto del mundo- sino que se ha transformado en una metrópoli seductora e irresistiblemente atractiva.
 Rotterdam se ha convertido en un museo al aire libre. En cada 
esquina hay una escultura de alguien famoso. La primera que llama la atención frente a la estación es una mujer de Picasso.Desde hace siglos el puerto de Rotterdam ha sido una ciudad multicultural donde han convivido multitud de razas y nacionalidades en relativa harmonía. En calles como Middellandstraat se pasa en pocos metros de China a Surinam pasando por Turquía. Hay un verdadero orgullo en este mestizaje que se refleja en la popularidad de los restaurantes y café con sabor étnico.

Europoort, un gran conju

nto portuario en el extremo oeste del canal, que construido en la década de 1960

 para la descarga y almacenamiento del crudo procedente de los petroleros.

Varios canales comunican la ciudad con otros centros urbanos en la Unión Europea.

 El cruce de canales más grande del continente posibilitó que el tráfico marítimo llegue hasta Berlín.

Debido a los daños sufridos en la Segunda Guerra Mundial, Róterdam se ha

 convertido en una ciudad extraña, diferente de aquellas otras ciudades centroeuro

peas cuyos centros históricos reflejan el barroco de

 nuestro siglo, resultante de la aglomeración de todo tipo de bazares, comercios, mercados, oficinas, viviendas,

 museos, iglesias... un desorden fruto de la convivencia, durante muchos años, de todos estos elementos. En

 Róterdam, esto no existe: la planificación de las vías, aceras y carriles para bicicletas es p

erfecta, todo se alcanza rápidamente tanto en coche como a pie o en bicicleta. La ciudad parece haber sido

 diseñada por ordenador: todo es nuevo.

 Quien viaje a esta ciudad, creyendo que es como Amsterdam, se llevará una decepción, pues pocos turistas la visitan e incluso no se habla mucho inglés. Es una ciudad joven, para jóvenes, con mucho diseño arquitectónico y mucho ambiente nocturno.

30 dic. 2008

AMSTERDAM, la Venecia del norte. Agosto 1996.

 El centro histórico de la ciudad fue construido en gran parte en el siglo XVII, y es hoy en día uno de los centros históricos más grandes de Europa. En aquella época se construyeron una serie de canales semicirculares alrededor del casco antiguo ya existente de la ciudad. Después se edificaron las nuevas calles que ahora habían sido creadas con casas y almacenes en un estilo típico holandés que es una de las imágenes más famosas de Ámsterdam y del país. Es conocida coloquialmente como la «Venecia del norte».

 Amsterdam es una ciudad curiosa llena de contrastes. Es a la vez elegante e informal, sofisticada y sórdida, pero, en cualquier caso, una ciudad magnífica poblada de elegantes mansiones que se levantaron sobre innumerables pilotes de madera en una marisma cenagosa. 

Uno de sus principales encantos son sus canales bordeados de mansiones edificadas por ricos mercaderes durante los siglos XVII y XVIII. Por ello, lo mejor para disfrutarla es realizar un paseo en barco.
Algunas de las construcciones que poseen un atractivo singular son: la iglesia de Santa Catalina, en la que se corona a los soberanos del reino; el Palacio Real (Koninklijk), un antiguo ayuntamiento que se asienta sobre casi 14.000 pilares de madera y que fue reconvertido en residencia real; el Dam, que constituye la plaza principal de la ciudad y en la que se encuentra el Palacio Real y una de las casas más antiguas de la ciudad y que hoy alberga una cafetería; la calle peatonal de Kalverstraat, plagada de gente y de comercios; la plaza de Rembrandt, que cierra las noches de la ciudad; el Herengracht, el canal de los Señores, bordeado de extraordinarias mansiones; la Muntplein, donde se alza la torre de la Moneda o el Bloemenmarkt, el mercado de las flores.
Los amantes del arte encontrarán en los museos de Amsterdam excelentes lugares donde disfrutar. El Rijksmuseum, el museo de Van Gogh o el Stedeljkmuseum son sólo algunos de los muchos que se pueden visitar.La casa de Ana Frank, la iglesia del Oeste, el Puente Estrecho, los numerosos canales o, ya en las afueras de la urbe, las poblaciones de Volendam, Marken o Edam componen algunos de los muchos atractivos que posee la capital holandesa, donde, en cualquier caso, lo mejor es callejear y descubrirla sin rumbo. Siempre sorprende.

El Hortus Botanicus, fundado a comienzos de la década de 1660, es uno de los más antiguos jardines botánicos del mundo, con muchas antiguas y raras especies, entre las cuales está la planta de café de la cual salió el esqueje que sirvió como base de las plantaciones en América Central y América del Sur. También en esta ciudad se encuentra la conocida fábrica de cerveza Heineken, que también tiene su museo.El club deportivo Ajax Amsterdam tiene su sede y su estadio el Amsterdam Arena en esta ciudad.También la prestigiosa sala de conciertos Concertgebouw es sede de la igualmente famosa orquesta sinfónica Orquesta Real del Concertgebouw, que dio su primer concierto el 3 de noviembre de 1888.

Hay numerosos edificios, iglesias, plazas, puentes y otros, que merecen una visita, de igual manera los numerosos eventos que se realizan a través de todo el año. Una fecha más que interesante para visitar la ciudad es el Día de la Reina, o Koninginnedag, cada 30 de abril. Ese día todos los habitantes de la ciudad sacan a vender a la calle todo tipo de cosas, principalmente objetos de la casa que ya no utilizan. La ciudad se vuelve un mercadillo y una verdadera fiesta y las calles están abarrotadas de gente vestida y disfrazada con el color de la casa real, el naranja.

La mágica Ciudad de Amsterdam combina sus extensos canales y numerosos puentes con la original arquitectura de los siglos XVI y XVII concentrados en una pequeña superficie. Las obras de famosos artistas como Rembrandt y Van Gogh se pueden admirar en los museos deAmsterdam y caminando por la ciudad Amsterdam nos ofrece la historia viva de un a de las ciudades mas bellas y románticas de Europa.

Amsterdam es una ciudad abierta y tolerante, combina una sólida cultura con gentes de hábitos sencillos. Esta Ciudad conserva y ofrece su historia, tiene una oferta permanente de variados entretenimientos y hace su visita fácil con un eficiente sistema urbano de transporte.

Coffeeshops


Toda persona mayor de 18 años puede comprar hasta 5 gramos de marihuana o hachís en los locales llamados “Coffee shops” que se hallan bajo el control legal e impositivo del Gobierno Holandés. Las drogas llamadas “duras” están prohibidas y se penaliza fuertemente a quienes las trafican.

Ámsterdam, y toda Holanda, tiene fama por la tolerancia, el liberalismo, la diversidad, y la «mente abierta» de su población (aunque actualmente estas virtudes estén en entredicho).

Entre las zonas más populares de la ciudad se encuentra el barrio chino, conocido como el Distrito Rojo o Red Light District, por el color de las luces que iluminan los locales donde se muestran, a través de escaparates, las prostitutas que trabajan en esta zona de la ciudad. La prostitución en Holanda está completamente legalizada en zonas designadas para ella. El Distrito Rojo, denominado coloquialmente «De Wallen» en referencia a dos canales o wal que lo cruzan, está ubicado en pleno centro de Ámsterdam.

Ámsterdam tiene una vida nocturna impresionante y es famosa por la gran cantidad de clubes lounge o chillout que se encuentran allí. Es considerada una de las mejores ciudades de Europa para salir de noche.

Mucha gente joven de todo el país y de fuera viene a visitar, entre otros, el Hotel ArenaEscapePowerzoneSupperclubClubMore,ChemistryPanamaMelkwegParadiso o Club 11. Están ubicados por toda la ciudad, además de grandes concentraciones de bares y ocio nocturno que se encuentran en las plazas Rembrandtplein y Leidseplein.


 + INFO: http://www.amsterdamguia.com/

 http://www.holandalatina.com/

29 dic. 2008

HOLANDA, el país de las flores. Agosto 1996.









El nombre del  país, Nederlanden («Tierras bajas»), se debe a que una parte del norte y oeste del territorio del país se encuentra por debajo del nivel del mar.     Frecuentemente, este país es conocido, por el nombre de su región
 histórica más influyente o relevante, Holanda, situada en la parte occidental del país. Su idioma también es conocido tradicionalmente, por extensión, como holandés, aun cuando su nombre oficial es neerlandés.
Los Países Bajos están situados en el noroeste de Europa y limitan al norte y oeste con el mar del Norte, al sur con Bélgica y al este con Alemania.
El país constituye una de las zonas más densamente pobladas del mundo y es uno de los estados más desarrollados: en 2007 estaba situado en el noveno lugar en cuanto a desarrollo humano según Naciones Unidas.
Los barcos holandeses cazaban ballenas, comerciaban con especias en la India e Indonesia y fundaron colonias en Nueva Amsterdam (hoy Nueva York), Sudáfrica y las Indias Orientales Holandesas. El mayor asentamiento neerlandés en el extranjero fue la Colonia del Cabo.

Además, algunas colonias portuguesas fueron conquistadas, principalmente en el nordeste de Brasil, Angola, Indonesia y Ceilán. Debido a estos desarrollos el  s. XVII lleva el sobrenombre de la Edad de Oro de los Países Bajos. 
La Compañía Holandesa de las Indias Orientales, fundada en 1602, obtuvo el derecho exclusivo sobre el comercio con Asia; podía firmar tratados con otras potencias y declarar la guerra. 
 Los Países Bajos forman una monarquía constitucional y sus políticas liberales han llamado la atención mundial particularmente en el área de consumo de drogas, prostitución y eutanasia.
El Estado además se caracteriza política y socialmente por reformar instituciones como la familia y permitir con ello la entrada de nuevas maneras de convivencia social tales como el matrimonio del mismo sexo, la prostitución, la clonación, la eutanasia y el uso de drogas recreacionales.
Amsterdam es la capital del país y uno de los destinos más visitados por los turistas. La población utiliza la bicicleta como medio de transporte preferente. Los lugares más relevantes para visitar son el museo Van Gogh, el Rijksmuseum y la casa de Ana Frank.
 En el resto del país los destinos más frecuentes son La Haya (Den Haag), capital administrativa de los Países Bajos, Rotterdam con el Europoort, el puerto más grande de Europa y segundo del mundo, Gouda con su mercado de queso que se celebra todos los jueves, Maastricht, ciudad más antigua de Los Países Bajos junto con Nimega y las localidades de  Utrecht y Groninga.
En el año 2007, Países Bajos tiene una población de 16.570.000 habitantes y un PIB de 30.174 EUR per cápita. La esperanza de vida es de 79,1 años. El 99% de la población esta alfabetizada. El promedio de hijos por mujer es de 1,66. Los Países Bajos presentan una de las densidades de población más altas del mundo.
Durante el periodo gótico y renacentista los Países bajos comenzaron a experimentar un desarrollo artístico notable, sobre todo en pintura. En el plano intelectual, Erasmo de Rotterdam, nacido en los Países Bajos tuvo gran influencia en la vida cultural de su país y de Europa durante el s. XVI. Posteriormente y en su honor se otorga desde 1958 el Premio Erasmus en el campo de las humanidades, ciencias sociales y las artes.
La pintura barroca holandesa es burguesa, dominando los temas de paisaje, retratos y vida cotidiana, con la figura de Rembrandt como su mejor exponente. En esta «Edad de Oro neerlandesa» del siglo XVII también destacaron Vermeer, Van Gogh y Mondrian.  La cocina holandesa se caracteriza por el consumo en grandes cantidades de pan y patatas. Es muy popular una tostada redonda untada con manteca: el beschuit, que se suele comer como desayuno, con diferentes sabores y que se emplea en diferentes celebraciones. También es famoso uno de los platos nacionales, el Erwtensoep que básicamente es una sopa de guisantes.
Son populares los quesos, entre los que destacan el GoudaEdam y Leyden. Muchas de las ciudades en el este tienen sus propios quesos, algunos de ellos distinguibles sólo por el sabor y por su apariencia exterior.
Uno de los deportes más importantes del país es el ciclismo. Jan Janssen y Joop Zoetemelk son los únicos neerlandeses que han ganado el tradicional Tour de Francia.
 Los productos más característicos que se pueden adquirir en los Países Bajos son jades, objetos de marfil, antigüedades, porcelana de Delf, quesos y pescados ahumados. Los mejores puntos para adquirir estos productos son los mercados al aire libre, sobre todo en los meses de buen tiempo, ya que además de poder comprar ofrecen la oportunidad de disfrutar de un ambiente sumamente agradable.

27 dic. 2008

LIEJA, la ciudad ardiente. Agosto 1996.


Con 185.000 habitantes, Lieja es la quinta ciudad más grande de Bélgica.


La ciudad de Lieja debe a la muerte del obispo de Tongeren, San Lambert, su refundación. Hasta el siglo VIII no fue más que una pequeña población en las orillas de un río. A partir del asesinato del obispo fue conocida como el lugar del martirio y la capital de la diócesis se trasladó de Maastrich a Lieja. Poco a poco los monjes poblaron la aldea a la que además acudieron peregrinos, comerciantes y artesanos.

 Historicamente, Lieja siempre ha sido una ciudad de peregrinaje, ya desde el Siglo VIII la villa que era en aquel entonces se llenó de monjes y otros miembros pertenecientes al clero fueron desplazando comerciantes 

 
y artesanos a la ciudad, en poco tiempo se translada a Lieja la capital de la diócesis y el nombre de la ciudad se hace más y más conocido. 
¿Qué ver en Lieja?
El mismo centro de Lieja es un museo a cielo abierto, la arquitectura de sus casas y edificaciones forman un conjunto bellísimo digno de una ciudad europea con más de 12 siglos de historia. Para resaltar visitas concretas nos centraríamos en las siguientes:
- Palacio Principes-Obispos de Lieja: Se trata de un palacio del siglo XVI que ha resultado de la unión de diversas edificaciones. Es sin duda el monumento más importante de la ciudad.
- La Catedral de Saint Paul, de arquitectura gótica es otro punto de visita obligada en nuestra estancia en Lieja.
- El ayuntamiento municipal y Le Carré son otros dos elementos a tener en cuenta.
- Las escaleras de la colina Bueren, son un sinfin de escaleras que, junto a su entorno forman un lugar magnífico y pintoresco donde sin duda alguna podremos sacarnos la mejor foto del viaje.
- La nueva estación del TGV en Lieja es también un lugar magnífico para visitar, se trata de una obra modernista del conocido arquitecto español Santiago Calatrava.
- Museos de Lieja: También encontraremos diversos museos interesantes, algunos de ellos de entrada gratuita, el Museo de Arte Moderno, el Museo de las Armas y el Museo de Ansembourg son algunos ejemplos.
- Teatros: El teatro universitario y la Real Ópera de Valonia son otros dos puntos a visitar si disponemos de mucho tiempo en la ciudad.


+ INFO: http://es.wikipedia.org/wiki/Lieja

26 dic. 2008

GANTE, ciudad de los Condes de Flandes. Agosto 1996.



Gante. 
La cuna de Carlos V y capital de Flandes desde el siglo XII es una maravilla medieval que se conserva casi intacta desde el siglo XV y uno de los centros comerciales más importantes de Europa durante los siglos XIII y XIV, gracias sobre todo a su industria textil de la que
l
a Lakenhalle o Sala de los Tejidos da buena cuenta. Situada en la confluencia de tres ríos, esta ciudad fue testigo de numerosas rebeliones contra los elevados impuestos y la falta de libertades durante el dominio español. Este brillante pasado de la ciudad se ve perfectamente reflejado en sus magníficos edificios históricos. Siempre comparada con la no menos fascinante Brujas, Gante posee las ventajas de tener menos turistas y de albergar una numerosa población universitaria que garantiza las posibilidades de ocio. 

El casco antiguo, surcado de canales, está repleto de puentes, embarcaderos y casas gremiales. Una de las iglesias más hermosas de la ciudad es la catedral gótica de San Bavon, que alberga una de las cumbres de la pintura flamenca, 'La adoración del Cordero Místico', tríptico obra de Van Eyck. Cerca de esta construcción 
se encuentra Belfort, el campanario, construido en el siglo XIV cuyo carillón es un auténtico símbolo del poder que la ciudad tuvo antaño. Una visita a la ciudad no debe pasar por alto el castillo de Gravensteen, un extraordinario ejemplo de arquitectura militar, desde cuyos miradores se obtiene una preciosa vista de la antigua urbe. El Ayuntamiento y el Graslei, un viejo almacén de grano, son otros puntos destacables de la ciudad, junto al Museo de Bellas Artes, cuyas obras de Van Eyck o El Bosco bien merecen la visita. En cualquier caso, pasear por el casco histórico de Gante descubriendo los múltiples rincones que posee es, posiblemente, la mejor forma de disfrutar de la ciudad.



+ INFO: http://babelnet.sbg.ac.at/carlitos/eventos/guia/ganadores/Gante/INDEX.htm

AMBERES, la ciudad del diamante. Agosto 1996.


Amberes, en pleno corazón de Flandes, es una ciudad que ha sabido combinar su rico pasado con una importante actividad comercial y un ambiente moderno lleno de locales nocturnos, cafeterías, cervecerías y restaurantes que garantizan una buena oferta de ocio. 

Un paseo por Amberes ha de comenzar por la Grote Mark o plaza mayor, con la fuente Brabo en el centro y rodeada de edificios gremiales del siglo XVI con techos a dos aguas y llenos de pináculos y ventanales entre los que destaca el Ayuntamiento. se estructura tomando como centro la Grote Markt, Plaza Mayor, en cuyo centro se encuentra la Fuente Brabo. En una esquina la catedral de Nuestra Señora alberga importantes obras de más famoso hijo de Amberes, el pintor Rubens, como su 'Descendimiento'. La casa del maestro, la Rubenshuis, posee el encanto de conservarse casi intacta desde el siglo XVII, pudiendo visitarse el estudio donde trabajaba Rubens. Buenas pinturas flamencas pueden verse también en la iglesia gótica de San Pablo, con lienzos de Rubens o Van Dyck. 

Los amantes de las compras no deben dejar de visitar el Meir, un conglomerado de calles peatonales repletas de comercios de lo más variado entre edificios de distintos estilos y épocas, como los modernistas de la calle Waterloo. 

 Además de su buena colección de museos, especialmente de pintura, los que se lo puedan permitir o los curiosos pueden echar un ojo a los comercios del distrito de los diamantes. El comercio de tallado y venta de estas gemas comenzó en el siglo XVI y ha convertido a esta ciudad belga en uno de los principales puntos de venta de estas piedras preciosas. Sin embargo, que nadie se espere lujosas joyerías; la mayoría de talleres son por fuera de lo más vulgar. 

 Amberes, antiguamente conocida como Antuerpia (Antwerpen en neerlandés), es una ciudad situada en Bélgica que posee 466.203 habitantes (2007). Su gentilicio es "amberino/na". 

El nombre de la ciudad proviene de la leyenda de Silvio Brabo, cuya estatua puede verse en Grote Markt (Plaza Mayor). La leyenda cuenta que un gigante llamado Druoon Antigoon habitaba el río, cobrando un peaje a los barcos que quisieran pasar. Si un barco no pagaba, el gigante cortaba la mano del capitán y la arrojaba al río Schelde (Río Escalda). Un día, un Centurión Romano, cansado ya, cortó la mano del gigante y también la lanzó. De ahí surge el nombre de Amberes (Antwerpen), Ant = Mano, Werpen = Lanzar. 

 El siglo XV marca el inicio del desarrollo económico de la ciudad, que se convierte en uno de los centros comerciales más importantes del Norte de Europa: a mediados del siglo XVI, los impuestos recaudados por la Corona española en el puerto de Amberes igualaban a los ingresos por las minas de plata de Potosí.

Es la ciudad donde Pedro Pablo Rubens desarrolló gran parte de su formación y trabajo, y donde vivió los últimos años de su vida. El artista se ha convertido en símbolo de la ciudad, es fácil encontrar en calles y plazas estatuas y referencias a él. 

En lo referente a vida nocturna, Amberes es una ciudad muy animada dado que es una de las ciudades universitarias más importantes del país. El centro está repleto de bares donde se puede degustar, entre otras muchas, la cerveza propia de la ciudad, De Koninck.

Uno de los mejores lugares para disfrutar de la cultura de bar belga es Kassa4, en Ossenmarkt. También, junto a la catedral en la calle que la bordea por la izquierda está el bar más antiguo de la ciudad que ofrece una carta de cervezas con más de 150 variedades diferentes.

Otra visita interesante es la zona portuaria próxima al centro histórico donde se pueden ver distintos tipos de embarcaciones tanto de transporte como de recreo, en una exposición libre situada en antiguos almacenes. 

Si hay algo que no podemos dejar sin visitar en nuestra estancia en Amberes es el Real Museo de Bellas Artes de Amberes. El museo, fundado en 1810, aloja una gran colección de pinturas, esculturas y dibujos que abarcan desde el Siglo XIV hasta el XX. Esta colección es representativa de la producción artística y del entusiasmo por el arte en Amberes, Bélgica y en los Países Bajos, tanto del Norte como del Sur, desde el siglo XV.

La Iglesia de Santiago (Sint Jakobskerk) es otro de los monumentos a visitar, ya que Amberes era una de las etapas importantes en el Camino de Santiago desde los Países Bajos.

 

+ INFO: http://www.enbruselas.com/amberes.php

http://www.flandes.net/ciudades_de_arte/amberes/