30 abr. 2011

IRAN, por los caminos de la historia.

Irán, de nombre oficial República Islámica de Irán, fue conocido hasta 1935 con el nombre de Persia.

Irán es un país asiático que se encuentra situado geográficamente entre el mar Caspio por el norte y el Golfo Pérsico por el sur, encontrando así su salida natural al mar, en una zona árida dominada por montañas y desiertos.Bandera de Irán

Su relieve está configurado por dos grandes cordilleras, al norte, los montes Elburz, forman una gran barrera natural frente a la costa del mar Caspio, el pico más alto de Irán, es el monte Damavand con 5.604 metros.
La llanura del Caspio que se sitúa entre el mar y las montañas Elburz es la única región de Irán densamente cubierta de zona boscosa. Al sur de esta zona se encuentra la capital, Teherán.DSCF3196
Al oeste y al suroeste se encuentran los montes Zagros, una prolongación de la cordillera turca del Tauro. Esta zona contiene los campos petrolíferos más ricos de todo Irán.
El interior del país está formado por un conjunto de elevadas altiplanicies conocidas en conjunto como meseta de Irán y correspondientes a una antigua cuenca marina con abundantes lagos y pantanos salados entre los que se extienden zonas de desiertos áridos.

Este paisaje montañoso incluye dos vastos desiertos prácticamente inhabitables, el Dasht-e Kavir y el Dasht-e Lut, que en conjunto ocupan una superficie cercana a los 100.000 kilómetros cuadrados.

El país tiene una superficie de 1.648.195 km2 y una población superior a setenta millones.DSCF3227

En historia, Irán es uno de los países más antiguos del mundo, con una historia que se remonta a 5000 años antes de nuestra Era. n el siglo VIII a. C., los medas consiguieron rechazar a los asirios y se hicieron con el control de Irán fundando el primer imperio iraní que descansaba en una serie de reinos. Hacia el año 550 a. C. los persas, que estaban bajo dominio meda, comandados por Ciro II, se levantaron y sometieron a los medas reuniendo a ambos pueblos bajos su centro. La dinastía aqueménida, fundada por Ciro el Grande, inició su periodo de poder, y en apenas 20 años conquistó todo el Asia Menor, las ciudades griegas de la costa del Egeo y Babilonia.
Durante el reinado de Ciro el imperio persa se extendió desde el Mediterráneo hasta el río Indo, en el sur de Asia, y desde el mar Caspio hasta el Océano Indico. Su hijo Cambises añadió Egipto a los territorios conquistados, forjando, de esta manera, el mayor imperio conocido hasta entonces en el mundo oriental y mediterráneo.DSCF3243

Con los griegos tuvieron las Guerras Médicas.
Los persas quisieron aprovechar las discordias entre espartanos y atenienses para afianzar su dominio sobre las ciudades jonias de Asia Menor y atacaron a los griegos, quienes rechazaron el avance persa derrotándolos en la batalla de Maratón.
Diez años más tarde, los griegos volvieron a derrotar a los persas del ejército de Jerjes, hijo de Darío, en Salamina. Finalmente, Alejandro Magno destruyó el gran imperio creado por Ciro saqueando Persépolis, su deslumbrante capital.
Tras la muerte de Alejandro, uno de sus generales, Seleuco, fundó una nueva dinastía: los seleúcidas, que controlaron Irán hasta el 250 a. C., fecha en que los partos, tribu escita, derrocaron a los gobernantes griegos creando un Estado que enlazaba con la tradición del imperio persa. El dominio parto duró hasta el 224 a. C. En esta fecha la dinastía sasánida resucitó el poderío persa, iniciando un periodo de más de 400 años de dominio imperial en constante lucha con los romanos. Durante este periodo la doctrina de Zoroastro se convirtió en religión oficial del Estado.

Irán cayó en poder de los árabes en el año 634, quienes llegaron a dominar el país durante más de 200 años. Bajo la influencia islámica se produjo un considerable florecimiento de las artes, la ciencia y la cultura, y se construyeron muchos de los mejores monumentos arquitectónicos de Irán.

 DSCF3299

En 1220 los mongoles mandados por Gengis Khan invadieron Irán, acabando definitivamente con el poder árabe. Los mongoles formaron una dinastía que perduró hasta el siglo XVI.
En 1722 se produjo una invasión afgana, expulsada posteriormente por Nadir Sha, que inició una nueva era de conquistas ocupando Afganistán y llegando hasta Delhi, en la India. Durante el siglo XIX Gran Bretaña y Rusia compitieron por el dominio sobre Irán, quedando el país bajo la influencia económica inglesa.
En 1921, en pleno fervor nacionalista, un oficial del ejército, Reza Khan, tomó el poder derrocando a Ahmad Sha y autoproclamándose sha. Así inauguró en su persona la dinastía Pahlevi.
El nuevo sha, en contra de los poderosos líderes chiís, abolió antiguas tradiciones en un intento de modernizar el país. Durante los años sesenta y setenta continuaron los intentos de occidentalización del país con la oposición de los musulmanes chiís. En 1979 el Sha fue obligado a abandonar el país, y el ayatolá Jomeini, jefe espiritual de los chiís, regresó del exilio tomando el poder y proclamando la República Islámica.
Desde 1980 hasta 1988 Irán mantuvo una  guerra con Irak por el estrecho de Chatt el-Arab. En la actualidad, aunque el islamismo sigue siendo el punto de referencia sobre el que gira toda la vida política, social y cultural del país, la moderación del original fundamentalismo revolucionario ha generado que el país sea algo más permeable al exterior y en especial al turismo occidental.

DSCF3324

En cultura, Irán fue la cuna de Zoroastro, impulsor de una de las religiones más antiguas del mundo, y también de pensadores como Avicena y Alfarabi, filósofos musulmanes cuyas traducciones de los clásicos griegos abrieron nuevas puertas a los estudiosos occidentales. La poesía clásica persa representa una notable contribución a la literatura mundial. Irán cuenta con algunos de los mejores ejemplos de arquitectura religiosa de todo el mundo.

Irán es uno de los pocos países cuyo gobierno es una teocracia, el poder recae sobre los líderes religiosos. De religión islámica chiita, una rama que agrupa a los seguidores de Alí, primo y yerno de Mahoma. También, están toleradas, las religiones armenias, zoroastros y judíos.log1.jpg (40135 bytes)

  En mi viaje por Iran, abril de 2011, visité Teherán, Shiraz , Persepolis, Pasagarde, Yazd, Naim, Isfahan, etc. y la impresión personal es que resulta ser un país sorprendemente agradable por sus gentes, sus monumentos, su cultura, etc. y que cambia la imagen predeterminada que tenía de él.

Por lo que recomiendo viajar a este país, que te sorprenderá y entusiasmará sin ninguna duda.

+ INFO: http://www.iransara.es/

BURDEOS, la capital del vino.

Montage Bordeaux 1.jpg

Burdeos está situada cerca de la costa Atlántica, en el suroeste de Francia. En línea recta dista 500 km de París, , 220 km de Toulouse, y 200 km de San Sebastián.

La ciudad es atravesada por el río Garona. Es un puerto accesible para grandes buques, aunque actualmente la mayor parte se detiene aguas abajo hacia la desembocadura.

Lugares de interés:

El Puerto de la Luna de Burdeos fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2007. Según la UNESCO,

El puerto de la Luna, ciudad portuaria de Burdeos en el suroeste de Francia, está inscrito como una ciudad histórica habitada, un conjunto urbano y arquitectónico sobresaliente, creado en la época de la Ilustración, cuyos valores se mantuvieron hasta la primera mitad del siglo XX, con más edificios protegidos que ninguna otra ciudad francesa.

Entre sus monumentos destacan el anfiteatro romano (siglo III), las iglesias románicas de San Severino y de la Santa Cruz, la catedral de San Andrés (siglos XII-XVI) y la iglesia del mismo estilo de San Miguel. El actual ayuntamiento (antiguo palacio arzobispal) y el teatro Victor-Louis son edificios neoclásicos del siglo XVIII. Museos de Bellas Artes, de Aquitania y Centro de Artes Plásticas Contemporáneas.

La región de Burdeos es hogar de los más prestigiosos productores de vino del mundo. Tanto los tintos como los blancos se elaboran aquí. Existen alrededor de 14.000 productores de vino, 117.514 ha de viñedos, 400 comerciantes y un volumen de negocio de 14,500 millones de euros.

La Academia de Vino de Burdeos fue fundada en 1948 por la iniciativa de un grupo de personalidades vinculadas al negocio de la viticultura bordelesa. Se compone de cuarenta académicos entre los cuales cuentan prioritariamente los propietarios de las vendimias más prestigiosas de la región y también dos Académicos franceses, escritores, artistas, científicos y universitarios.

Burdeos es ciudad universitaria, más de 75000 estudiantes asisten a clase. En deportes, es conocido el equipo de fútbol. Girondins de Burdeos y una etapa del Tour de Francia tiene su final aquí.

+ INFO:http://www.bordeaux-tourisme.com/es/bordeaux_patrimoine_mondial/introduction/bordeaux_patrimoine_mondial_index.html

 

LOS PIRINEOS Y EL PAÍS VASCO FRANCÉS.

Los Pirineos son una cordillera montañosa situada al norte de la Península Ibérica, entre España, Andorra y Francia. Se extiende a lo largo de 415 km desde el mar Mediterráneo (cabo de Creus) al este, hasta el mar Cantábrico (golfo de Vizcaya) al oeste. En su parte central tiene una anchura de unos 150 km. Se dividen en Pirineos Centrales, Pirineos Orien- tales y Pirineos Atlánticos.

Estas montañas albergan picos de más de 3.000 metros de altura como el Aneto (3.404 m), el el Monte Perdido (3.355 m), el Vignemale (3.298 m) y la Pica d'Estats (3.143 m.),etc., pequeños glaciares, lagos y circos de origen glaciar, y una enorme cantidad de valles y cañones.

Pirineos Atlánticos en el sudoeste de Francia,  toma su nombre de los montes Pirineos y del océano Atlántico. La mitad occidental del departamento es conocida como el País Vasco francés, abarcando por completo el distrito de Bayona.

 

 

 

 

 

El departamento de los Pirineos Atlánticos se encuentra en el sudoeste de Francia, en la región de Aquitania, y toma su nombre de los montes Pirineos y del océano Atlántico. Está formado por cuatro territorios: Costa vasca, País vasco interior, Bearn y Bearn Pirineos.

Costa vasca
Desde la bahía de Txingudi en Hendaya hasta las amplias playas de arena fina de Anglet: acantilados, calas, las playas de surferos de Guéthary y de
Biarritz, el sendero del litoral, las fiestas de Bayona, el pueblo de pescadores de San Juan de Luz...


País vasco interior
De Baigorri a Saint-Palais, pasando por Tardets:
los viñedos de Irulegi, la selva de Irati, las tierras del Pimiento de Espelette, el pueblo fortificado de San Juan Pie de Puerto, los antiguos caminos de contrabando de Sara y Ainhoa...


Bearn
Desde la capital,
Pau, hasta la ciudad de Orthez: el Castillo de Pau, el bulevar de los Pirineos, los viñedos de Jurançon y Madiran, la fiesta de la sal en Salies de Béarn, la villa medieval de Navarrenx, el Carnaval Biarnés...


Bearn Pirineos
Desde la histórica ciudad de
Oloron-Sainte-Marie hasta las montañas pirenaicas: el Circo de Lescun, el parque nacional de los Pirineos, la feria del queso en Laruns, los valles de Ossau, Aspe y Barétous, las estaciones de esquí de Artouste, Gourette y Arette...

Hay que visitar:

  • San Juan de Luz

Sus elegantes playas, sus animadas calles y sus terrazas enamoran a todo aquel que se acerca a este pequeño pueblo pesquero del País Vasco Francés situado cerca de la frontera española.
En la plaza Luis XIV, repleta de terrazas, suelen instalarse varios artistas que muestran sus obras alrededor del quiosco de música. La plaza alberga el ayuntamiento, construido en el siglo XVII, y la Mansión de Luis XIV, un palacete de más de 350 años de antigüedad que ha sabido conservar el mobiliario y la decoración de la época.
La calle comercial por excelencia de San Juan de Luz es la Rue Gambetta, en ella se pueden encontrar tiendas de todo tipo. En esta misma calle se sitúa la iglesia de San Juan Bautista, construida en el siglo XV, con su espectacular retablo mayor del siglo XVII.
Desde el paseo marítimo, que se extiende a lo largo de toda la playa, se puede apreciar la grandiosidad de la bahía de San Juan de Luz así como elegantes mansiones en blanco y rojo.
La visita se completa con un agradable paseo por el puerto de pescadores, presidido por la Mansión de la infanta, con sus dos torres cuadradas. Muy cera se encuentra el Museo Grevin, que representa con figuras de cera algunos momentos de la historia de San Juan de Luz.

  • San Juan Pie de Puerto

  • San Juan Pie de Puerto, situada al pie de los Pirineos, constituye un paso obligado de peregrinos en camino hacia Santiago. Sus empinadas y adoquinadas calles, sus murallas y sus fachadas de piedra hacen de esta ciudad medieval una de las más bonitas del País Vasco Francés.
    En la Plaza del General de Gaulle, también conocida como la plaza del mercado, se encuentra el ayuntamiento, un edificio del siglo XVII. En esta plaza se celebra todos los lunes el mercado semanal, en el que se comercializan los mejores productos regionales.
    Cruzando la puerta de Navarra se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora, de estilo gótico. Desde allí se extiende la calle principal, Rue de la Citadelle, que asciende hasta la ciudadela. En esta calle se encuentra una antigua cárcel conocida como la Prisión de los obispos, del siglo XIII. En lo alto de esta calle y junto a la ciudadela se sitúa la Puerta de Santiago, patrimonio mundial de la UNESCO, que constituye el lugar por el que entraban los peregrinos a la ciudad. Desde el mirador de la ciudadela se aprecian unas hermosas vistas de toda la comarca de San Juan y de los viñedos de
    Irouléguy.
    Al otro lado del río Nive, atravesando la Puerta de Nuestra Señora y un puente del siglo XVII se encuentra el barrio comercial de la ciudad, surcado por la Calle de España, por la cual los peregrinos abandonan la ciudad para dirigirse a Roncesvalles.
  • Sara

  • El pueblecito de Sara, situado a 14 kilómetros de San Juan de Luz, está catalogado como uno de los pueblos más bonitos de Francia. Sus caseríos centenarios y la tranquilidad que se respira en sus calles enamoran a todo aquel que se acerca por estas tierras.
    Sara está formada por once barrios y en todos ellos se pueden admirar excelentes signos de la arquitectura tradicional así como un gran número de oratorios que fueron construidos como ofrendas de marinos de la comarca.
    En el casco urbano se encuentra la iglesia de Saint Martin, en la que se puede visitar su campanario del siglo XVI, completamente restaurado tras sufrir un incendio en 2003. Junto a la iglesia se extiende la Plaza del frontón, que además del viejo frontón alberga el ayuntamiento.
    No puede faltar la visita al Caserío Ortillopitz, situado en la salida hacia Saint-Pée-sur-Nivelle, una casa vasca del siglo XVII que se conserva en su estado original y que muestra la vida de un caserío tradicional vasco.
    Sara ofrece al viajero multitud de senderos para realizar a pie, en bicicleta o a caballo. Otras actividades de interés son la visita al Museo del Pastel Vasco, las Cuevas de Sara y la ascensión a Larrun.
  • Oloron-Sainte-Marie

  • Histórica ciudad que se encuentra a menos de una hora de los Pirineos y del océano Atlántico. Oloron-Ste-Marie ofrece al viajero una interesante oferta de cultura y patrimonio además de ser un punto de partida ideal para adentrarse en los grandes valles pirenaicos.
    De especial interés es la Catedral de los siglos XII y XIII, patrimonio mundial de la UNESCO, que alberga una portada románica que ha permanecido casi intacta con el paso del tiempo.
    Merece la pena pasearse por el barrio medieval de Santa Cruz, donde se levanta la torre de la Grède, que acoge una escenografía dedicada a la fauna del Pirineo. Con sus 113 peldaños, la torre ofrece una panorámica excepcional de la ciudad y de la cordillera pirenaica. En este barrio se encuentra también la Casa del Patrimonio, que alberga colecciones arqueológicas y etnográficas que muestran la tradición bearnesa de los siglos XIX y XX.
    Para completar la visita, se recomienda pasear por la Promenade Bellevue, que sigue el trazado de las antiguas murallas y ofrece unas magníficas vistas del barrio de Santa María y de la cordillera pirenaica.
    Y muchos más lugares dignos de visitar, que hacen del País Vasco Francés, un lugar al que se puede dedicar un viaje.

.

BIARRITZ, la ciudad balneario.

Biarritz era un pueblo ballenero, como figura en su escudo. En el s. XIX, los médicos aconsejaban tomar sus aguas y  fue convertido por obra y gracia de la Emperatriz Eugenia de Montijo, en estación balnearia de moda. En los años 60, el surf fue el punto de partida para el turismo moderno.Escudo de BiarritzBiarritzMiarritze / Biàrritz

Capital histórica del surf en Europa, escenario anual del Campeonato del Mundo de longboard femenino Roxy Jam, Biarritz ofrece, durante todo el año, iniciación o perfeccionamiento en su decena de escuelas de surf.

Biarritz ofrece al visitante 6 km de playas. Pero también, muy cerca, un territorio interior cuyos pueblos vascos han sabido conservar el encanto y el sabor del campo de otros tiempos. A escasa distancia (20 Km), España está ahí mismo para una noche de tapas en San Sebastián o una visita al Guggenheim de Bilbao.Tourismo en Biarritz

Biarritz ha sido el centro de cita de la nobleza europea desde que en 1854 el emperador Napoleón III y su esposa, la española Eugenia de Montijo compraron unas dunas frente al mar. Se llamaban 'Lou Sablacat'. Construyeron un palacio inmenso en 1855 y lo reformaron en 1867.

A la muerte de Napoleón la emperatriz abandonó Biarritz y vendió la propiedad. Fue transformado en el hotel-casino Palais en 1881. Se alza frente al mar y es de auténtico lujo.

El casino de Biarritz fue inaugurado el 10 de agosto de 1901 y sus playas hacen de la ciudad un centro turístico. El puerto viejo, fue construido el siglo pasado para los pescadores de bajura, que lo mismo pescaban bonito, que sardinas. El puerto es precioso y está rodeado de arrecifes. Actualmente es más utilizado por los turistas, los aficionados a la mar, que los 'arrantzales' (pescadores) profesionales.

Le Petit Train de Biarritz, es decir el pequeño tren turístico es la mejor manera de visitar la villa marinera. Nos permite descubrir su lugares más famosos, la costa y nos deja al pie de los museos. Nos permite un recorrido tranquilo entre la Grande Plage y la Cote des Basques.
Tiene siete paradas con doble salida. La primera de Rocher de la Vierge, donde se encuentra el museo del mar, y frente al casino, en lo que se denomina Grande Plage.

También se puede visitar, el museo Asiática, la iglesia de San Martín, la Capilla Imperial, la iglesia ortodoxa rusa y el museo del chocolate.

+ INFO: http://www.biarritz.fr/Website/site/tourisme_es.php

BAYONA, la capital de Iparralde.

Del otro lado de los Pirineos (para los habitantes de la península Ibérica) se encuentra el País vasco francés, Iparralde en euskera, una región del  suroeste de Francia con  raíces históricas de identidad con la cultura Vasca. Entre las ciudades más importantes se encuentra Bayona, la capital política y económica de la región. Es una ciudad muy animada, con una arquitectura característica entre murallas, un antiguo castillo y una enorme Catedral que impone su presencia.

Situada en la confluencia de los ríos Nive y Adur, cerca del Mar Cantábrico, Bayona posee una rica historia con destacados atractivos turísticos. Entre ellos se cuentan la magnífica catedral de Santa María, con dos campanarios de 85 metros de altura declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO dentro del Camino de Santiago por Francia. La torre de la catedral domina el panorama de la ciudad, que bordea el río Adour con pintorescas vistas.

bayonne bayona francia pais vasco 01

En la ciudad, marcada por su época medieval, no faltan restos de murallas y casas características dentro del estilo Nouveau Bayona, con entramados de madera. Las torres y fortalezas con numerosas obras defensiva, recuerdan el pasado como ciudad militar, en permanente guardia con susrutas a España. En numerosas oportunidades, Bayona fue sitiada como parte de conflictos estratégicos de disputa de poder.bayonne bayona francia pais vasco 03

Sin duda, lo mejor para recorrer y caminar en Bayona es su centro histórico. Cerca de la imponente catedral se encuentra uno de los mayores claustros góticos de todo Francia, con magníficas arcadas que datan del siglo XIV.

La Petit Bayonne, que no es otra cosa que una sucesión de calles estrechas y medievales, con apenas tiendas pero sembrada de bares. Es la única zona de la ciudad con ambiente. El mejor recuerdo de Bayona tendrá sabor a chocolate, una especialidad local junto a exquisitos jamones, y licores. Bayona dejará en nuestra memoria sus calles animadas y su particular estilo dentro del territorio francés.

Bayona tiene dos museos de entidad que se deben visitar. Se trata del Musée Bonnat, rue Jacques Laffitte, dedicado al arte moderno (cerrado los martes y los festivos), y el tradicional, vetusto y decimonónico Musée Basque, Chateau-Neuf, place Paul Bert.

+ INFO: http://www.elcorreo.com/vizcaya/ocio/excursiones/200204/19/bayona.html

TOULOUSE, la ciudad rosa.

Toulouse es la cuarta ciudad más importante de Francia, con más de 2000 años de historia, que se evidencia en el patrimonio artístico y cultural del lugar. Toulouse es conocida también como “la ciudad rosa“, debido al efecto que causa la luz al reflejarse en los ladrillos de las construcciones, propiciando un clima cálido y envolvente.

Toulouse es la capital de Midi-Pyrénées, a orillas del río Garona y a 90 km de España, fue capital del reino visigodo y punto importante de las peregrinaciones a Santiago de Compostela.

La universidad de Toulouse, una de las más importantes de Francia; las industrias aeronáuticas, y su ubicación estratégica, a mitad de camino entre las costas del Atlántico y Mediterráneo, han sido claves del mantenimiento de una ciudad activa y próspera.

A visitar:

  • La Catedral Saint-Etienne presenta una arquitectónica que aúna diversos estilos debido a que demoró cinco siglos (del siglo XIII al XVII) en terminar de ser construida.  La catedral, compuesta por 17 capillas, conserva diversas piezas ornamentales, como vidrieras, tapices, cuadros y un impactante órgano suspendido a 17 metros de altura.

  • Basílica de San Sernín: Construida a partir de 1089, en piedra y sobre todo ladrillo.
    Como una de las iglesias de peregrinación más importantes de occidente, con cinco poderosas y sólidas naves.
    Esta obra monumental fue algo así como el símbolo del poder católico en esta región azotada por las herejías, coronada por una magnífica torre octagonal de ladrillo, con cinco pisos de airosas arcadas.
  • Iglesia de los Jacobinos: La magnífica iglesia rectangular fue edificada en la primera mitad del siglo XIII, ampliándose en el mismo siglo, con objeto de responder al crecimiento del centro religioso.
  •  

    Es sorprendente e inusual el plano del edificio, de dos naves, y con una hilada de airosas columnas que soportan un techo articulado por nervaduras. 

    Bajo el altar mayor reposan los restos de Santo Tomás de Aquino.

    Junto a la iglesia está el bello edificio conventual, con un austero claustro de enhiestos cipreses.

  • El Capitolio,
  • Al final del siglo XII, Toulouse tenía un gobierno que ejercitaban los capitouls, consejeros electos (así llamados porque la casa comunal era el Capitole).

    En la céntrica plaza del Capitole, eje de la vida urbana, está el edificio que da nombre a la misma, el Ayuntamiento, de piedra y ladrillo, cuya fachada es lo más representativo de la arquitectura urbana del siglo XVIII en la ciudad.

    La plaza –de notable amplitud- está rodeada en los otros tres lados por austeros edificios de ladrillo, lo que da al conjunto una cierta uniformidad y grandeza.

     

  • Otros edificios civiles y religiosos de interés: Es aconsejable en Toulouse un recorrido que se iniciaría en San Sernín, bajando por la calle de Taur hasta el Capitolio y los Jacobinos. El recorrido continuaría luego por las calles Roma y Changes, dirigiéndose por la Calle Metz hacia el hotel d´Assézat, el puente Nuevo y la Daurade, desde donde se goza de una magnífica vista del Garona.

  • Luego, se avanzará hacia el entorno de Notre Dame de la Dalbade, donde perviven varios palacetes más, para continuar por el entorno de la catedral y el museo de los Agustinos, de regreso hacia el centro.

    Edificios civiles:

    Por todo el casco viejo perduran algunas casas de entramados de madera y diversas grandes mansiones de relativa calidad, como los hotels de Bernuy, Astorg o d´Assézat, este ultimo una magnífica mansión del siglo XVI.

    También son recomendables, las visitas al Museo de los Agustinos, se trata del mejor museo de la ciudad, situado en la esquina de las calles de Metz y Alsacia, en un antiguo convento de esta orden religiosa.

    En el conjunto sobresale una serie de estatuas y capiteles románicos que proceden de diversos edificios religiosos derruidos en el siglo XIX, entre ellos los claustros de Saint-Étienne y de San Sernín. En esta estatuaria románica se detecta la calidad del buen románico francés.

    La Ciudad del Espacio, parque temático dedicado a la aeronáutica.

    En Toulouse no hay que dejar de ver el Canal du Midi, que es patrimonio de la humanidad desde 1996, y une la ciudad con el mar Mediterráneo.

    Junto con el Canal del Garonne, que va hasta Burdeos, se puede navegar desde el O. Atlántico hasta el Mar Mediterráneo.

    + INFO: http://www.es.toulouse-tourisme.com/accueil/index_es.php

GRENOBLE, la capital de los Alpes.

Grenoble con más de 500.000 habitantes, es la segunda ciudad más importante de la región Ródano-Alpes, tras Lyon. Es la puerta de entrada hacia la cordillera de los Alpes, que son una importante cadena de montañas situada en Europa central. Su cota culminante es el Mont Blanc, con 4.810 metros de altitud.

Hay 82 cimas que superan los 4000 metros. Algunas muy conocidas son: Cervino (4477), Dom, Jungfrau, Agujas del Diablo, etc.

Durante todo el siglo XX y también actualmente, los Alpes se han convertido en un destino mundial de primer orden del turismo. Con el fondo paisajístico que los caracteriza, se ha construido un número importante de estaciones invernales para la práctica del esquí alpino. La práctica del alpinismo atrae cada verano a miles de practicantes. De igual manera, los amantes del senderismo y del trekking se dan cita cada verano en los Alpes en un creciente número de practicantes. Pueblos como Chamonix se convierten en el punto de partido de treks como el Tour del Mont Blanc o el Tour de las Agujas Rojas.

Personalmente, a mi me gusta mucho, el Alpe d'Huez, que  es una montaña de los Alpes franceses de 1850 m de altitud. Alpe d'Huez debe gran parte de su fama a su relación con la carrera ciclista del Tour de Francia.

En 1968, Grenoble fue la sede de los Juegos Olímpico y hoy día es famosa por su industria científica puntera,  por sus expresiones artísticas, como los  Rugissants, un festival ineludible de músicas del mundo y el Magasin (Centro Nacional de Arte Contemporáneo).

El ambiente que tiene hoy Grenoble se lo debe a su Universidad del siglo XIV, una de las más prestigiosas del sur de Francia. Una de las zonas más animadas es la plaza Grenette, una de las primeras plazas en Europa que tuvo alumbrado eléctrico en 1899.
Otra plaza importante es la de Notre-Dame, donde se encuentra la Catedral y la plaza St-André, donde se encuentra el Palacio de Justicia y suele ser un buen lugar para tomar algo en sus terrazas.

 
La Bastilla (Bastille en francés) es una fortaleza del siglo XIX situada en lo alto de una montaña al otro lado del río Isère, se sube gracias a un teleférico y desde arriba las vistas son notables. Allí es conocido por "bulles" (burbujas) por la forma de sus cabinas y parte del muelle Stéphane-Jay.
Desde ahí arriba se puede ver toda la ciudad, el río Isère bordeando y toda la vegetación montañosa del entorno. Incluso si tienes suerte puedes ver el Mont Blanc (si no hay neblina).
También merece la pena visitar el Museo de Grenoble, que es de Bellas Artes y de las antigüedades. Situado en la margen izquierda del río Isère, plaza de Lavalette, es conocido tanto por sus colecciones de arte antiguo y por sus colecciones de arte moderno y contemporáneo.

 

+ INFO: http://serviajero.blogspot.com/2010/07/grenoble-francia.html

LYON, capital mundial de la seda.

Lyon es la tercera ciudad más importante de Francia tras París y Marsella, siendo capital del departamento del Ródano en la región Ródano-Alpes. Fue la capital del Imperio Romano del oeste con el nombre de Lugdunum, perteneció al Sacro Imperio Romano Germánico. Por sus numerosos edicios artístico-históricos fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998.

Lyon paysages.jpg

La ciudad está situada en la confluencia de los ríos Ródano y Saona, a los pies del Macizo Central y dominada por dos colinas, Fourvière y  Croix-Rousse, que están separadas por el desfiladero del Saona. Constituye un importante nudo de comunicaciones, así como un centro financiero e industrial, sede de la Interpol desde 1989 y famosa por su gastronomía.

Sus principales atractivos turísticos son:

  • La torre del Crédit-Lyonnais, es el símbolo de la ciudad.  Se construyó en 1974 en el barrio Part-Dieu, y es un imponente rascacielos cilíndrico, sede central del banco Credit-Lyonnais.

  • el Ayuntamiento, se construyó en 1646 y es uno de los más bellos palacios municipales de Francia.  La fachada tiene dos órdenes de ventanas.
  • En el centro del ático hay una gran relieve que representa a Enrique IV en caballo, rematado por la torre del reloj de 40 metros de altura.

     

  • la Catedral de St, Jean, comenzada en el S.XI en estilo gótico a partir de un ábside romano, terminó hacia finales del S.XV.
  • La fachada de estilo gótico del norte, está flanqueada por dos torres bajas.  Está dividida en tres alturas, un remate a dos aguas en la superior, un rosetón en la central y tres bellas portadas en la inferior, ornamentadas con figurillas en las arquivoltas.

  • Santuario de Notre-Dame-de-Fourviere.  Es una basílica-santuario que se encuentra en la cumbre de una colina.  Tiene una altura de 175 m. y se construyó en 1872 en cumplimiento de un voto hecho durante la guerra franco-prusiana de 1870.
    Corresponde al estilo bizantino, aunque los excesos cometidos en su decoración pueden llevar a creer que se trata de una audaz muestra mixta del rococó.
    Tiene una gran mole central absidal franqueada por dos torres, desde las que se ofrece una gran panorámica de la ciudad.  Se puede subir a la colina mediante funicular.
  • el Parque Tête d'Or. Ocupa 114 Ha. a orillas del río Ródano, y alberga en su interior un lago, el zoo, el jardín botánico y el magnífico jardín de rosas.
    Vale la pena visitarlo porque es precioso.

Lyon es la capital gastronómica de Francia. Hay una verdadera pasión culinaria que se refleja sobre todo en sus populares bouchons, los restaurantes típicos. En ellos se sigue la tradición de las mères (madres) como la Brazier, la Pompon o la Caron, que sentaron las bases desde sus modestos comedores de la mejor cocina lionesa. Los platos se riegan con buen vino, ya sea Beaujolais o Cotes du Rhone, y para los postres nada mejor que un queso conocido como cerebro de canut, hecho con vino, cebolleta, ajo, aceite y perejil. Los mejores bouchons están en el viejo Lyon, pero en la isla hay calles como la rue Mercière dedicadas a la gastronomía. En Lyon, se halla el restaurante de Paul Bocuse, que es el lujoso L'Auberge du Pont de Collonge. Dicen que es uno de los mejores del mundo.

+ INFO: http://www.elmundo.es/viajes/2003/19/1051288618.html

10 abr. 2011

VALLE DEL LOIRA, el jardín de Francia.

 El Valle del Loira es un entorno natural incomparable bañado por el río Loira, cuya grandeza serpentea entre verdes paisajes y ciudades llenas de historia, y está salpicado de más de mil castillos que se alzan majestuosos para darle la bienvenida. Un total de 280 kilómetros que discurren entre Sully-sur-Loire (Loiret) y Chalonnes-sur-Loire (Anjou).

En esta región abundan los castillos, (+  de 100 ), sólo 42 reciben la denominación de “Castillos del Loire” entre los que se destacan: Chenonceu, Cheverny, Sully, Chambord, Blois, Chaumont, Amboise, Villandry (famoso por sus huertas y jardines), etc.

La mayoría de los castillos tienen sus orígenes en la Edad Media de la que conservan trazas arquitectónicas importantes. Sin embargo la mayoría fueron remodelados durante el Renacimiento francés, por ese motivo, pasear por el valle del Loire es como trasladarnos de pronto al Renacimiento.

Azay le rideau.jpg

Para comprender la proliferación de castillos en esta área debemos conocer un poco la historia de Francia. Durante los siglos de conmociones que siguieron a la paz galo-romana, esta región fue un importante foco de desarrollo y difusión del cristianismo, a partir sobre todo del apostolado de San Martín, obispo de Tours, muerto en el año 397. La iglesia fue la heredera de la civilización romana, incluida su lengua y métodos de administración.  Esta herencia les permitió reconstruir el orden civil y, con el tiempo, hacer de contrapeso al poder de los grandes señores feudales que se disputaron el Orleanesado, la Turena y Anjou desde el siglo X al XII.

En la Guerra de los Cien Años contra Inglaterra, el hijo del rey, el delfín Carlos VII, trasladó al Loira la administración del reino, viajando sin cesar de castillo en castillo, como lo hizo toda la monarquía hasta el siglo XVIII. Por eso se dice que en esa zona, el rey estaba en su casa.botes recorriendo el Loira

Pero el Loire además es un valle privilegiado:  bosques con abundante caza para entretener a la monarquía, y madera para las construcciones; planicies calcáreas que proveían piedra para castillos y abadías. La tierra es excelente para los cultivos, los huertos y viñedos caracterizan el área.

Y no tenemos que olvidarnos que hasta el siglo XIX, el río trasportaba todo tipo de barcos que bajaban hacia Nantes con la corriente o la remontaban desplegando las grandes velas rectangulares. El ferrocarril y luego las carreteras abolieron el comercio fluvial.

La Unesco declaró en el año 2000, el Valle del Lora como Patrimonio de la Humanidad.

Entre los muchos castillos, yo visité el de Chambord.

El Castillo Real de Chambord, es uno de los castillos más reconocibles en el mundo debido a su arquitectura renacentista francesa muy distintiva que mezcla formas tradicionales medievales con estructuras clásicas italianas.

Es el castillo más grande de los Castillos del Loira, pero fue construido para servir sólo como un pabellón de caza para el rey Francisco I.

En el castillo destacan ocho torres inmensas, 440 habitaciones, 365 chimeneas y 84 escaleras. El castillo está rodeado por 52,5 km² de árboles, que forman un bosque de 31 kilómetros. Archivo:Chambord-20050319.jpg

.+ INFO: http://www.chambord.org/Chambord-es-idm-1-n-Accueil.html

http://www.valle-del-loira.com/