24 jun. 2012

CIUDAD DE PANAMÁ, la capital.


La Ciudad de Panamá es la capital de Panamá y está ubicada en      la  costa del Pacífico junto a la desembocadura del Canal de Panamá.                                                                                      
La ciudad fue fundada en el año 1519 por Pedro Arias Dávila, también conocido como Pedrarias Dávila.                                      
La ciudad tiene numerosas atracciones turísticas.  
Las que causan más el interés de los turistas se encuentran en el "Casco Viejo" como Las Bóvedas, el paseo marítimo con vista al océano Pacífico, La Catedral en la Plaza de la Catedral, el Teatro Nacional y el palacio presidencial Palacio de las Garzas.

Parque Natural Metropolitano
Panamá - Parque Natural Metropolitano
Ubicado dentro de los límites de la ciudad de Panamá Capital.
Este es el bosque tropical protegido más cercano a un área urbana en las Américas.
Es aquí, donde el Instituto Smithsonian lleva a cabo investigaciones científicas sobre la ecología del dosel del bosque. En este parque puede caminar por los senderos marcados, rodeado de orquídeas y árboles de cedro, y ver más de 200 especies diferentes de aves, mamíferos y reptiles.

Ciudad de Panamá la capital más cosmopolita de América Central , es a la vez una puerta de acceso a las riquezas naturales del país y un destino vibrante en su propio derecho. Como un próspero centro para la banca y el comercio internacional, Ciudad de Panamá luce una silueta sensual de las torres de brillantes de cristal y acero que es una reminiscencia de Miami . No es sorprendente que los residentes de la ciudad bromean a menudo que la ciudad de Panamá es el ' Miami del sur ', excepto que se habla menos Inglés.
La ciudad de Panamá fue fundada el 15 de agosto de 1519 por Pedro Arias Dávila, siendo la primera ciudad española en las costas del Mar del Sur u Océano Pacífico y la más antigua de tierra firme que existe hasta nuestros días como ciudad, convirtiéndose en la capital de Castilla del Oro.
La ciudad de Panamá se convirtió en el punto de partida para la exploración y conquista del Perú y ruta de tránsito para los cargamentos de oro y riquezas provenientes de todo el litoral pacífico del continente americano que se enviaban a España. En 1671 la ciudad es atacada por las fuerzas del pirata inglés Henry Morgan con intenciones de saquear la ciudad. Por medidas de seguridad, de la población y los bienes, el Capitán General de Tierra Firme, Don Juan Pérez de Guzmán ordena evacuar la ciudad y volar los depósitos de pólvora provocando un gigantesco incendio que destruyó totalmente la ciudad. Las ruinas de la antigua ciudad todavía se mantienen incluyendo la torre de su catedral y son una atracción turística conocida como el conjunto monumental histórico de Panamá la Vieja, reconocida como patrimonio de la humanidad. La ciudad de Panamá fue reconstruida en 1673 en una nueva localización a 2 km al oeste-suroeste de la ciudad original a las faldas del cerro Ancón, conocida actualmente como el Casco Viejo de la ciudad.
Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y hoy día es muy visitado por los turistas gracias a sus monumentos, restaurantes, etc.
La Cinta Costera de la ciudad de Panamá es un lugar para disfrutar el verdor de sus áreas mientras se encuentra dentro de la urbe, posee más de 35 hectáreas de las cuales 16 son enteramente dedicadas a áreas verdes bordeando la Bahía desde Punta Paitilla hasta el Casco Antiguo donde podrá admirar en un extremo la moderna ciudad en contraste del otro extremo con las edificaciones coloniales que rodean la parte más antigua de la ciudad.
Inspirado en el “Aterro do Flamengo”, en Río de Janeiro, Brasil, cuenta con amplias áreas verdes; árboles, plantas tropicales y flores adornan los hermosos y cuidados jardines; canchas múltiples de baloncesto y futbolito; gazebos, parques recreativos para niños; 3.5 kilómetros de ciclovía; pasos peatonales con rampa para personas con discapacidad; estacionamientos gratuitos; fuentes de agua; baños y teléfonos públicos; señal de internet WiFi , algo más de 7 kilómetros de acera, iluminación, entre otras facilidades.
Inaugurada en junio de 2009, la Cinta Costera se extiende a lo largo de la Avenida Balboa, una de la más importantes de la ciudad de Panamá, el tráfico vehicular lo conforman  6 carriles, 3 en cada sentido para la circulación fluida de vehículos, existen dos viaductos, varios retornos para girar en dirección opuesta.
Es un sitio ideal para el esparcimiento en plena armonía entre la naturaleza y la creciente urbe de la capital, concebido para el embellecimiento de su entorno y la sana distracción.

   El tren que viaja entre dos mares:

El tren que viaja entre dos mares
En 1850, en plena Fiebre del Oro, se construyó en Panamá una línea ferroviaria que recorría el trayecto entre el Océano Pacífico y el Mar Caribe. En el año 2000 el tren fue reconstruido y reinició el servicio de carga y pasajeros entre las dos ciudades, en un tránsito paralelo a las riberas del Canal de Panamá. Los cómodos vagones de pasajeros son atendidos por guías que hacen el viaje más ameno, con explicaciones sobre sitios, historias y leyendas relacionadas con la construcción del Canal y el ferrocarril, resultando una experiencia maravillosa.

    La  octava maravilla del mundo:

La octava maravilla del mundo
El Canal de Panamá es el sitio más visitado por los turistas de todas partes del mundo. Esta gran obra de ingeniería de todos los tiempos que ha llevado el nombre de Panamá a todos los confines del mundo, está localizado a unos veinte minutos del centro de la ciudad. Una visita a las esclusas de Miraflores le permitirá contemplar el paso de los barcos por la famosa vía acuática, visitar el Museo del Canal, ver un documental informativo, y si lo desea, comer mirando esta maravilla en funcionamiento. Para quienes tienen más tiempo, la travesía por el Canal a bordo de naves dedicadas a esta actividad se convierte en una experiencia inolvidable.
 
Aparte de estas visitas, la Ciudad de Panamá es un buen lugar para compras, negocios, gastronomía, incluso medicina (muchas gentes de otros países vienen a operarse aquí), etc.




19 jun. 2012

PANAMÁ, entre dos aguas.

Panamá esta situada en el istmo que une Centroamérica y América del Sur. El país se encuentra dividido por el Canal de Panamá, única vía de comunicación entre los océanos Atlántico y Pacífico. File:Pm-map.png
Panamá limita al norte con el mar Caribe, al sur con el océano Pacífico, al oeste con Costa Rica y al este con Colombia. Alberga hasta 700 islotes y archipiélagos como Coiba, Jicarón, Cébaco o el archipiélago de Las Perlas, compuesto por 39 islas y más de 100 pequeños islotes. La costa está señalada por golfos como el de Panamá, el de los Mosquitos o el de Chiriquí.
El pico más alto del país es el volcán Chiquirí (3.475 metros). Las cordilleras de Talamanca (viene de Costa Rica) y la serranía de Darién (viene de  Colombia) forman una cuenca en la que nacen más de 300 ríos que desaguan en el Pacífico y 150 que lo hacen en el Caribe. Además hay importantes lagos (Gatún, Alajuela o Bayano). Panamá alberga algunos de los mejores paisajes naturales de toda América Central.

HISTORIA
Los pueblos indígenas precolombinos asentados en Panamá no alcanzaron jamás el desarrollo de sus vecinos mayas del norte ni de los incas del sur, pero las influencias de estas civilizaciones se hicieron patentes en las primitivas culturas de los nativos

.
Fue en 1501 cuando Rodrigo de Bastidas, Juan de la Cosa y Vasco Núñez de Balboa llegaron a las costas panameñas. Al año siguiente Cristóbal Colón, en su cuarto viaje,  arribó al actual Portobelo. El territorio, denominado como Castilla del Oro por la corona española, alcanzó especial importancia en 1513 cuando Núñez de Balboa cruzó el istmo y llegó hasta el océano Pacífico al que denominó mar del Sur.
Con el tiempo el istmo se convirtió en la ruta natural del tráfico comercial del Perú. El oro y la plata se embarcaban en la ciudad de Panamá, desde donde, por tierra, llegaban a Portobelo para rebosar después las bodegas de los galeones que partían hacia España. Este trasiego de oro atrajo a numerosos bucaneros. Durante los siglos XVI y XVII los españoles tuvieron que enfrentarse con las naves de piratas como Francis Drake, que destruyó Portobelo en 1591, o Henry Morgan, que hizo lo propio con la ciudad de Panamá en 1671. Tan fuerte llegó a ser el acoso de los piratas que la ruta panameña entró en desuso, con la consecuente decadencia de la colonia.
Panamá se independizó de España en 1821, para pasar voluntariamente a formar parte de la República de la Gran Colombia, bajo el nombre de Departamento del Istmo. Pero la unión de ambas regiones nunca llegó a ser estable.
En 1846, Estados Unidos obtuvo de Colombia la concesión para la construcción y defensa de un ferrocarril oceánico. Pero la idea de construir un canal estaba ya en los planes de los norteamericanos, que intentaron en varias ocasiones conseguir la firma de un tratado que lo propiciase. En 1903 los colombianos se negaron a concretar tal acuerdo, lo que fue aprovechado por los movimientos separatistas para proclamar la independencia de Panamá el 3 de noviembre, rápidamente reconocida 15 días después por el Gobierno de Estados Unidos.
La consecuencia inmediata fue la firma del Tratado Hay-Bunau-Varilla, por el que el Gobierno provisional de Panamá concedía permiso al de Estados Unidos para construir el ansiado canal, así como los derechos perpetuos para ocupar y controlar la franja de tierra por la que éste discurriría, la denominada Zona del Canal de Panamá.
A modo de compensación, Estados Unidos entregó al Gobierno panameño 10 millones de dólares comprometiéndose al pago de 250.000 dólares más cada año. También asumió la obligación de garantizar la independencia del país, lo que en la práctica le permitía intervenir directamente en caso de conflictos internos en el país centroamericano. Esta última disposición fue recibida con grandes protestas por parte de los nacionalistas panameños, que veían seriamente amenazada su independencia real, y se convirtió, desde entonces, en recurrente tema de debate en la vida política panameña.
La apertura del canal, en 1914, marcó el inicio de una época de prosperidad para el país y también del descontento político que desembocó en una abierta agitación nacionalista contra Estados Unidos, cada vez más presentes en los asuntos de la política interna panameña.
Como reflejo de lo sucedido en Egipto con la nacionalización del canal de Suez, en Panamá surgieron en 1956 grupos opositores que exigían el mismo tratamiento para el canal centroamericano, provocando una nueva escalada de disturbios que se mantuvieron hasta 1967, año en que se firmó un nuevo tratado entre Estados Unidos y Panamá. Este acuerdo se mantuvo en vigor hasta 1977, cuando se llegó al consenso sobre un nuevo tratado que fue ratificado por los entonces presidentes Omar Torrijos y Jimmy Carter, y por el cual se permitía a los norteamericanos continuar con el mantenimiento y la defensa del canal hasta el año 2000.
En 1984 el general Manuel Noriega, miembro de la CIA, llegó al poder. Pronto instauró una dictadura, suprimiendo los derechos civiles y eliminando a los opositores. No contento con eso, se dedicó también a actividades delictivas como tráfico de cocaína y blanqueo de dinero. Cuando Noriega anuló las elecciones de 1989, que daban como vencedor Guillermo Endara, la situación alcanzó un punto crítico, que se intensificó con la declaración de guerra a EEUU pronunciada por el dictador.
La respuesta norteamericana no se hizo esperar. Miles de marines ocuparon el país con el objeto de capturar a Noriega, dejando a su paso a 2.000 civiles muertos y a otros tantos sin hogar. Noriega se refugió en la embajada del Vaticano, de donde fue sacado por las tropas estadounidenses machacándole con el atronador sonido de AC/DC (sic). 'Cara de piña', apodo del dictador, fue llevado a EEUU, juzgado por tráfico de cocaína, crimen organizado y blanqueo de dinero y condenado a 40 años de prisión. En la misma fecha Estados Unidos se comprometió a indemnizar a Panamá con 1.000 millones de dólares por los daños causados durante la invasión.
Por fin, según los acuerdos firmados 22 años antes, el 31 de diciembre de 1999, el tan conflictivo como estratégico canal pasó oficial y definitivamente a formar parte de la República de Panamá.

La cultura panameña es un crisol de tradiciones españolas, africanas, amerindias y norteamericanas.  En música destaca, la popular cumbia, de origen africano y considerada como el baile más popular de Panamá, que encuentra en el mundialmente reconocido Rubén Blades uno de sus más importantes intérpretes.


+ INFO: http://www.visitpanama.com/